Viajar solo: ¿Merece la pena? - Via Nature

¿Alguna vez te has animado a viajar solo? Aunque la mayoría de las personas relacionan los viajes con momentos para compartir con familia o amigos, la verdad es que un viaje individual puede convertirse en una experiencia muy enriquecedora a nivel personal. Y es que, una vez superado el miedo a emprender un viaje en solitario o la inseguridad de aventurarte en lugares desconocidos sin compañía, viajar solo puede resultar tremendamente liberador y emocionante.

No existe una personalidad o una edad adecuada para viajar solo: no debes ser el más extrovertido ni el más valiente, simplemente vencer tus miedos y prejuicios y abrir tu mente a nuevas sensaciones. Piensa que la mayoría de las personas que lo prueban, repiten. ¡Por algo será!

Las ventajas de viajar solo

  • No necesitas encajar agendas, echar a suertes el destino ni discutir el presupuesto: basta con que decidas dónde quieres ir, lo organices a tu gusto y te lances a experimentar. Si es tu primer viaje individual, y te da un poco de reparo hacerlo, es preferible que comiences con un destino más cercano o con estancias más cortas. Si no es tu caso, ¡adelante!
  • Un viaje a tu medida. Te programarás las jornadas según te apetezca: sin relojes, sin normas, sin compromisos. Tú marcas el ritmo de cuándo quieres descansar o cuando prefieres estar activo, ¡con total libertad!
Hacer turismo solo

Hacer turismo solo

  • Conocerás gente interesante. El hecho de viajar solo te permitirá estar más abierto a todo lo que te rodea y a relacionarte con personas que nunca hubieras imaginado. No tengas miedo a la barrera del idioma: piensa que en todas partes hay gente amable y divertida, y esta puede ser una buena opción para descubrirla.
  • Te reencontrarás a ti mismo. Viajar solo no es sinónimo de aburrimiento. Tampoco hace falta que te pases el día corriendo de un lado a otro para llenar las horas. Relájate y escúchate: es una ocasión perfecta para conocerte, mimarte y volver más seguro y satisfecho de lo que te fuiste. ¡Date una oportunidad!
  • Sumérgete en la cultura local. La mayor parte de las personas que viajan solas coinciden en que es un buen momento para conocer a fondo el destino, sus gentes, su cultura, gastronomía o tradiciones. Piensa que, muchas veces, lo más genuino de un lugar no aparece en las guías turísticas, así que prueba a preguntar a los autóctonos o consigue un guía local para descubrir lugares que te sorprenderán.

Grupos para gente que viaja sola

Si todavía no has vencido tu miedo a viajar solo o quieres conocer un destino concreto y te provoca inseguridad hacerlo sin compañía, ten en cuenta que hay muchas opciones para viajar solo en grupo. Actualmente existen agencias con ofertas muy variadas, adaptadas a todos los gustos, edades y presupuestos, donde el único requisito es viajar sin acompañante. También existen numerosos free tours donde puedes conocer a otras personas que vayan en tu misma situación.

Grupos de gente que viaja sola

Grupos de gente que viaja sola

Apuntarte a alguno de estos viajes te permitirá respetar tu libertad y conocer gente nueva y divertida con tus mismos intereses con la que disfrutar de buenos momentos. Además, tienes la posibilidad de ahorrar dinero, ya que te ofrecen la opción de dormir solo o compartir habitación con otras personas del grupo para ahorrarte el suplemento del alojamiento individual.

¿Preparado para vivir el viaje de tu vida?