Reciclaje de plástico: ¿qué es la economía circular? - Via Nature

El reciclaje de plástico es una labor esencial que todos deberíamos realizar en el día a día para así conseguir la sostenibilidad del planeta. A lo largo de este artículo te contamos en qué consiste la economía circular del plástico, cuyo objetivo fundamental es evitar que este se convierta en un residuo.

Economía circular del plástico: ¿qué es?

Es por todos conocido que el plástico en la actualidad plantea un problema importante de sostenibilidad para la Tierra. Cada vez se utiliza más plástico para mínimas cantidades de producto y este por lo general no tiene una segunda vida y se desecha. 

La idea fundamental que se encuentra tras esta economía circular es que un envase de plástico, una vez finalizada su función inicial, entre en un círculo de reciclaje o bien en un círculo de reutilización. Eso permitiría, por un lado, alargar la vida útil de un envase si lo estamos reutilizando o bien reconvertirlo en otro envase si no podemos reutilizarlo.

En cualquiera de los dos casos, se acaba con una vida lineal del producto, que era la utilizada hace años. El producto hace el uso para el que se fabrica y, finalmente, se desecha. Con este nuevo planteamiento circular, podemos conseguir utilizar durante mucho tiempo el mismo volumen de plástico, sin necesidad de que este sea eliminado del círculo.

Eso evitará el derroche de plásticos que vemos actualmente en los océanos, donde mueren animales atrapados por todo tipo de envases o bien tras ingerir partículas de plástico que resultan tóxicas. Además, se elimina la huella de carbono, pues si bien es cierto que reciclar el plástico conlleva maquinaria de dimensiones industriales, realizar nuevos plásticos cada vez que vayan a tirarse tras el primer uso, tiene una huella todavía mayor.

Reciclaje de plástico

Marcas de zumo con envases de plástico: cómo proceder

Todos estamos de acuerdo en que es muy cómodo utilizar zumo de marcas que lo traen directamente en botellas de plástico. Las marcas de zumo como Via Nature utilizan los envases para mejorar el transporte, aumentar la duración y que la bebida preserve al máximo sus características. Estos envases están elaborados a partir de un 30% de plástico reciclado.

Pero a la hora de finalizar el producto nos encontramos con un residuo y… ¿Qué podemos hacer?

La primera idea es la de la reutilización. Las botellas de Via Nature son 100% reciclables y pueden también reutilizarse como envase para alimentos cocinados en casa como zumos, papillas, purés o sopas. Además, son muy útiles si queremos congelarlos, ya que tienen una forma idónea para guardar en el congelador. Si se desea, también pueden utilizarse como botellas de agua o para crear todo tipo de juguetes dejando volar la imaginación (coches, linternas, regaderas).

En caso de que ya no tengamos más uso que darles, deberemos recurrir al desecho. Pero en este caso, es especialmente importante retirar estos plásticos al contenedor amarillo, con el objetivo de que puedan reciclarse fácilmente y dar lugar a nuevos envases a partir del mismo material.

En definitiva, el reciclaje de plástico es una obligación de los ciudadanos y tenemos que tomar una conciencia absoluta si queremos que nuestro planeta siga siendo sostenible.