Razones para meditar en casa y cómo hacerlo - Via Nature

Nuestras mentes y nuestros cuerpos están conectados. Si nuestra mente no está tranquila y en paz, nuestro cuerpo se debilita y puede ser más susceptible a las enfermedades. Además, si nuestro cuerpo está cansado, esto se refleja de manera negativa en nuestra mente. Meditar en casa nos conduce a tener una mente sana y pacífica. Es algo que cualquiera puede hacer, en cualquier momento y en cualquier lugar. 

Beneficios de la meditación

La meditación es tan importante como una buena alimentación. Beneficia nuestra salud general al entrenarnos para dejar ir los pensamientos negativos y alentar los pensamientos más positivos. Esto disminuye el estrés y la ansiedad y nos da una mente más clara, lo que conduce a un mayor discernimiento para que cometamos menos errores y tomemos mejores decisiones. Además de una mente tranquila, podemos mejorar nuestra concentración y ver las cosas de una mejor manera. 

Meditar en casa también puede disminuir la ansiedad y mejorar la estabilidad emocional. Nuestra creatividad y felicidad aumentan, y vemos los problemas más pequeños. La meditación agudiza la mente al concentrarse y se expande a través de la relajación.

Meditación en casa

Meditación en casa

No solo tiene beneficios mentales. A nivel físico, reduce la presión arterial alta
y los ataques de ansiedad. Disminuye cualquier dolor relacionado con la tensión, como dolores de cabeza por tensión, úlceras, insomnio, problemas musculares y articulares y aumenta la producción de serotonina, que mejora el estado de ánimo y el comportamiento. 

Pasos para meditar

Aunque la constancia y la disciplina son necesarias para la práctica, la meditación no debe ser como una obligación. Con el método correcto, pronto podrás encontrar el equilibrio perfecto.

Empieza poco a poco y ve progresando. Es importante comenzar con sesiones pequeñas y manejables. Incluso tres minutos marcarán la diferencia.  Comenzar con sesiones cortas también ayuda a ganar el impulso que necesitarás para mantener tu práctica a largo plazo. La calidad de la meditación es más importante que la duración.

Encuentra el momento y el lugar. Una de las mejores maneras de meditar en casa es encontrar un lugar tranquilo lejos de las distracciones y ruidos. Elige un momento que sea conveniente para ti y ten a mano zumos antioxidantes para ayudar a tu cuerpo también. Temprano por la mañana, a medida que sale el sol, es un favorito perenne, ya que esta hora del día es generalmente tranquila y hay pocas interrupciones.

Zumo Antioxidante

Zumo Antioxidante

También necesitarás encontrar una posición cómoda. Mientras que a algunos meditadores les gusta sentarse en la posición de loto, hay otras buenas opciones. Puedes sentarte en un cojín de meditación, una silla o incluso un sofá, siempre que te sientas cómodo y puedas sentarte derecho. Tu columna vertebral debe estar alineada. 

Para ayudar a la mente a mantenerse centrada en el aquí y el ahora, una de las mejores maneras de meditar en casa es concentrarse en el proceso de la respiración. Sé muy consciente de tu respiración mientras inhalas y exhalas; úsala como un ancla para tu mente. Cuando esos pensamientos que distraen la atención aparecen en tu cabeza, simplemente reconoce su presencia y vuelve a concentrarte en la respiración.