¿Por qué tengo tanto sueño? Trucos para combatir el cansancio - Via Nature

Acaba de sonar el despertador y sientes que no puedes levantarte de la cama, pero has dormido las suficientes horas. Te pasas el día bostezando y con algo claro en tu cabeza: “No soy productivo porque estoy tan cansado que me cuesta concentrarme“. Pero…¿por qué estás tan cansado durante el día? Existen varias causas del cansancio y algunos remedios para superar la jornada con energía. Te lo contamos todo en este post, sigue leyendo para descubrirlo.

Trastornos del sueño.

Aunque no son patologías graves en sí mismas, implican consecuencias muy molestas en la vida cotidiana como cansancio, falta de concentración, bajo rendimiento o sueño diurno. Hipersomnia, insomnio, narcolepsia, síndrome de Klein-Levin, apneas de sueño o ronquidos son algunos de los trastornos que pueden alterar la calidad de nuestro descanso y provocar agotamiento diurno. Un buen diagnóstico y adoptar unos hábitos de vida saludables pueden ayudarte a combatir sus consecuencias.

Falta de hidratación y cansancio.

Beber suficientes líquidos a lo largo del día nos ayudará a reducir la sensación de cansancio y a que nuestro organismo funcione correctamente. Es conveniente hidratarse, aunque no se tenga sensación de sed, porque la falta de líquidos en nuestro cuerpo puede ocasionar cansancio, falta de concentración o dolor de cabeza. Como advierte un estudio del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) dos litros de agua diaria aportarán a nuestro organismo los minerales y oligoelementos necesarios para mantener un estilo de vida saludable.

Desayunos con energía.

Si perteneces a ese 80% de la población que realiza desayunos poco equilibrados, cambia tu hábito. La importancia de un desayuno saludable es fundamental para que nuestro organismo se recargue de nutrientes y disponga de la energía suficiente para afrontar la jornada.

Alimentación y sueño.

El exceso de cafeína, alcohol o una dieta rica en grasas y azúcares pueden desequilibrar nuestro organismo. Es importante comer alimentos ricos en triptófano, (como huevos, carne de pavo y pollo, plátanos, frutos secos, chocolate y pescados azules), y en magnesio que contribuye al buen funcionamiento del sistema nervioso (acelgas, espinacas, nueces y semillas).

Cuando nos encontremos cansados es necesario huir de aquellos alimentos que nos aporten una energía rápida, pero vacía de nutrientes. En cambio, podemos consumir zumos naturales que nos aporten todos los beneficios de la fruta sin azucares añadidos, como Vía Nature Energía: una deliciosa combinación de naranja, maracuyá, ginseng y mango que te aportará un plus de energía cuando más lo necesites.

Desayuno con Via Nature Vitalidad

Desayuno con Via Nature Vitalidad

Estrés y fatiga.

Llevarse las preocupaciones a la cama tiene sus consecuencias: muchas personas tensan la musculatura y por la mañana se sienten agotados y doloridos. Intenta practicar ejercicio a diario, preferiblemente al aire libre, que te ayudará a conseguir un cansancio sano y a despejar la mente, y no dejes pasar la oportunidad de hacer respiraciones antes de acostarte. También puedes recurrir a remedios naturales, como tomar infusiones o cápsulas de pasiflora, valeriana, lúpulo, melisa o tila, que te ayudarán a relajarte durante el día y a dormir por la noche.

Los cambios estacionales, robarle horas de sueño a nuestro organismo o un dormitorio con un ambiente poco adecuado también pueden ocasionarnos trastornos que se traducen en más cansancio y sueño diurno.

Adoptar unos buenos hábitos alimenticios y un estilo de vida saludable puede ayudarte a dormir mejor por las noches y a levantarte descansado y lleno de vitalidad. Ahora que sabes cómo dormir mejor, ¡empieza a hacerlo!