Pautas para tener una piel sana y radiante - Via Nature

¿Qué puedes hacer para que obtener una piel radiante? Existen numerosas técnicas que pueden ayudarte a potenciar la salud de la piel. A continuación, conoce algunos de los métodos imprescindibles para que apliques cada día.

¿Cómo obtener una piel radiante y saludable?

Está claro que llevar una buena rutina de cuidado de la piel es imprescindible, pero también acompañarla de una dieta saludable y otras recomendaciones.

Rutina de limpieza e higiene

Inicialmente, debes escoger los mejores productos acordes con tu tipo de piel.

Utilizar aceites limpiadores puede ser una buena idea, especialmente a la hora de retirar impurezas y maquillaje. Incluso, pueden utilizarse en pieles con mayor secreción sebácea, siempre que se escojan los productos adecuados.

La leche limpiadora también es eficaz, tanto para el rostro como para el resto de la piel. Puedes aplicártela masajeando el rostro y retirando con algodón.

La clave es siempre utilizar agua tibia y utilizar unos discos de algodón o toallitas húmedas para que sea más eficaz la limpieza. Los limpiadores en gel o el agua micelar también están muy recomendados.

Limpieza de la piel

Limpieza de la piel

Dieta para la piel saludable con Via Nature

En definitiva, existen algunos alimentos ricos en vitaminas y minerales que pueden mejorar el aspecto de tu piel.

Te recomendamos escoger aquellos alimentos ricos en vitamina C. Esta vitamina puede ayudarte a sintetizar el colágeno, una proteína indispensable para potenciar la turgencia de la piel. Los kiwis o las naranjas son ricos en esta vitamina.

Por otro lado, también es importante añadir alimentos ricos en grasas saludables, como el aguacate o los frutos secos. Una ración diaria puede ayudar a que tus células se formen adecuadamente y no dejen escapar la humedad de la piel.

Desde nuestra perspectiva, te aconsejamos además tomar zumos de Via Nature, con vegetales naturales y sin conservantes ni edulcorantes. Al aportarte nutrientes naturales, tu organismo va a poder asimilar estos nutrientes para formar tu piel. Además, un zumo de naranja contiene un alto porcentaje en antioxidantes, necesarios para reducir el envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas.

Utilizar productos hidratantes

Además de los pasos anteriores, es recomendable utilizar una crema de día y de noche para tu piel. Recuerda que durante el día debes prepararte para todo lo que vas a enfrentarte (polución, sudor, excesivo estrés…). Y, durante el descanso de la noche, vas a dejar que los procesos de regeneración se den. Estas cremas se centran en proteger tu piel durante el día y en mejorar dichos procesos regenerativos.

Piel sana

Piel sana

Cambiar la funda de la almohada

Aunque no lo parezca, en tu almohada viven millones de bacterias que pueden dar lugar a una infección en tu piel. Es imprescindible cambiar al funda, al menos, una vez a la semana. También, recuerda que en ella viven muchas células muertas de tu propia piel. Es necesario cambiarlas regularmente para dejar que tu piel pueda transpirar con mayor facilidad.

Lo mejor es que optes por la mejor rutina diaria en higiene y la mejor dieta para lucir una piel radiante.