Cómo empezar el día con vitalidad - Via Nature

Empezar el día con vitalidad resulta imprescindible para mejorar nuestro rendimiento y conseguir los objetivos diarios que nos hemos fijado. A lo largo de este artículo te proporcionamos algunos sencillos consejos que podrás implementar si deseas conseguir una mejoría notable en tu día a día. Estas indicaciones las puedes complementar con las de nuestro anterior artículo en el que te dábamos respuesta a la pregunta “¿por qué tengo tanto sueño?“. Quédate para conocer nuestros tips para empezar el día con energía.

Amanecer naturaleza

Amanecer naturaleza

 

Consejos para empezar el día con vitalidad

En primer lugar, hay que hablar acerca del horario en el que nos levantamos. Este detalle es variable en función de cada persona y de sus obligaciones, pero se pueden establecer ciertas pautas comunes. La más relevante es que, una vez que hayas fijado el despertador en una hora y este suene, debes levantarte. Posponerlo durante varios minutos solo va a hacer que al levantarte estés más estresado y no puedas enfrentar el día tras una breve reflexión desde la cama.

Si has seguido este consejo, tendrás tiempo para desentumecer tus músculos, especialmente los de la espalda y las piernas. Realizando pequeños ejercicios contribuirás a activar la circulación sanguínea y conseguirás despejarte más fácilmente. A su vez, llevar a cabo una serie de tres inspiraciones y expiraciones te ayudará a optimizar la circulación sanguínea, la oxigenación de la sangre y la digestión, así como a enfrentar tu día más relajado.

El siguiente y último paso antes de comenzar con tus labores y obligaciones es realizar un buen desayuno. Para ello, te mostramos paso a paso cómo debería ser esta primera comida del día.

Desayuno con Via Nature Vitalidad

Desayuno con Via Nature Vitalidad

Alimentos clave en el desayuno: el zumo natural.

El desayuno es una comida fundamental para empezar el día con la máxima energía. Los alimentos que ingerimos pueden determinar que incrementemos nuestra vitalidad o que, por el contrario, nos encontremos más pesados y perezosos durante las próximas horas.

Mientras preparas el desayuno, un interesante tip es beber un vaso de agua. Te ayudará a activar el metabolismo y a hidratarte tras la noche. A continuación, comenzarás a preparar tu desayuno.

Un buen desayuno debe contener grasas saludables, una porción de proteína, carbohidratos y un alto contenido en agua. Las opciones son muy diversas, pero te plantemos algunos alimentos de calidad que tienen los nutrientes mencionados:

Grasas saludables. Para cubrir esta necesidad, podemos acudir a los frutos secos o a vegetales como el aguacate.

Proteína. Huevos o pavo.

Carbohidratos. En este caso, podemos decantarnos por cereales saludables como la avena.

Así mismo, no olvides completar tu desayuno incorporando fruta. Si tienes prisa por la mañana y no tienes tiempo de prepararla, un buen zumo natural te servirá como fuente de vitaminas e hidratación, aportándote a su vez otros saludables nutrientes como son los minerales. Si buscas una marca de zumos naturales, Via Nature tiene una amplia oferta de zumos sin ningún tipo de añadido que resultan perfectos para añadir a tu nutritivo y enérgico desayuno.

Como ves, empezar el día con vitalidad resulta muy sencillo si aplicas los sencillos consejos que te hemos propuesto. La clave reside en permanecer relajado al tiempo que te activas de la mano de hábitos saludables, como el movimiento ligero y una alimentación equilibrada. ¿Preparado para ponerlo en práctica?