10 hábitos saludables para no tener gases - Via Nature

¿Alguna vez has tenido molestias por gases? La alimentación que llevamos es, posiblemente, un factor determinante, pero también existen ciertos hábitos que favorecen este incómodo y embarazoso malestar que produce desagradables pinchazos y nos puede hacer pasar un mal rato. Si quieres saber cómo evitar los gases de manera natural, te contamos algunos consejos que, seguro, te aliviarán.

1. Comer más despacio para estar menos hinchado

Lo primero es acostumbrarse a comer tranquilo, despacio y masticando muchas veces. Parece tarea fácil, pero por la vida que llevamos, siempre con prisas, muchas veces comemos de manera mecanizada. Masticar deprisa y hablar demasiado mientras almorzamos, puede hacer que traguemos más aire y acumulemos gases.

2. Tomar alimentos que previenen la mala digestión

Antes de cada comida, beber zumo de limón te ayudará a evitar la formación de gases en el intestino. Otra opción es tomar una cucharada de vinagre de manzana mezclada con agua con la que realizarás una buena digestión gracias a su contenido en probióticos. Si lo prefieres, puedes tomar jengibre, en polvo o un trozo de la raíz fresca una vez al día.

Zumo de limón

Zumo de limón

3. Consumir alimentos cocinados al vapor fáciles de digerir

Haz comidas ligeras y cocina al vapor. Evita los platos pesados y grasientos; los fritos pueden provocar distensión abdominal. En cuanto a las verduras, siempre es mejor comerlas cocinadas al vapor o con poca agua.

4. Incluir alimentos que facilitan las digestiones ligeras

Pon una calabaza en tu vida. Tomar calabaza hervida o zanahorias ayuda a tener una digestión ligera y óptima, por eso siempre son los grandes aliados de las dietas blandas, en esas ocasiones en las que tenemos gastroenteritis o alguna dolencia del aparato digestivo.

Calabazas

Calabazas

5. Introducir en la dieta alimentos con probióticos

Come yogur natural ya que su composición con bacterias probióticas facilita la digestión. Por otro lado, evita lácteos como la leche o el queso cuya lactosa puede ser un factor que provoque tu malestar intestinal.

6. Beber infusiones que ayudan a la digestión

Al terminar las comidas es recomendable tomar infusiones con propiedades digestivas como la manzanilla, el regaliz, la menta, el anís, la salvia, la canela, cardamomo o jengibre. También puedes masticar cualquiera de estas plantas o utilizarlas en los guisos.

Infusión

Infusión

7. Tomar más alimentos ricos en fibra que eviten el estreñimiento

Evita el estreñimiento, ya que no permite expulsar los gases y puede provocar molestias intestinales.  Para ayudar al tránsito intestinal, lo mejor es introducir fibra en la dieta. Sin embargo, ¡cuidado con el consumo excesivo de fibra! Ya que también podría provocar acumulación de gases, por lo que debes tomar solo lo que tu cuerpo necesita.

8. Reducir la cantidad de hidratos de carbono que provocan gases

No abuses de los hidratos de carbono. Los cereales, en general, provocan gases en su digestión, a excepción del arroz.  Y si eres propenso a padecer este problema, lo mejor será que los evites en la medida de lo posible. Los cereales integrales, a pesar de ser más saludables, provocan más gases. También hay que evitar los alimentos ricos en almidón, como patatas, maíz o la pasta, ya que contiene gran cantidad de hidratos de carbono.

Cereales

Cereales

9. Eliminar las bebidas con gas en las comidas

Procura no tomar las bebidas carbonatadas, sobre todo a la hora de las comidas.  Cierto es que llegado el fin de semana apetece una cervecita u otros refrescos con gas, pero siempre será más saludable beber agua, zumos naturales o una copa de vino.

10. Hacer una lista de los alimentos que provocan más gases para tenerla en cuenta a la hora de cocinar.

Consume en pequeñas cantidades de estos alimentos: 

  • Las legumbres en general: las lentejas, garbanzos, alubias, judías o judiones. Siempre es mejor comerlos triturados y se recomienda que pasen mucho tiempo en agua con una cucharada de bicarbonato sódico previamente a la cocción. También añadir una hoja de laurel en los guisos puede ayudar.
  • La coliflor, la col, coles de Bruselas y brócoli mejor hechos al vapor y que el tiempo de cocción sea breve, para que no estén demasiado hechas.
  • El nabo, el repollo, tomate, pepino, apio y pimiento, tienen un contenido en fibra no muy alto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que solo se componen de agua y fibra, por lo que, si se comen en exceso, favorecen a la producción de gases.
  • Alimentos que contiene fructosa: la alcachofa, la pera y la cebolla. ¿quién iba a decir que estos tres alimentos tan sanos produjeran tanto aire? Sus azúcares también colaboran en la producción de aire en el intestino.

Otros hábitos como fumar, masticar chicles nos harán tragar mucho aire y nos provocarán más gases. Para terminar, nos gustaría añadir que no a todos nos sientan igual los alimentos y hay que observar cuáles son los que nos afectan más. Si sufres a diario de este problema, tal vez sea el momento de ir al especialista.