Dolor de espalda: Hábitos saludables para prevenirlo. - Via Nature

El dolor de espalda es una de las principales razones de consulta médica y bajas laborales en todo el mundo, ya que sus síntomas son realmente molestos y, en ocasiones, incapacitantes para quienes lo padecen. Existen muchos motivos que pueden originar la aparición del dolor de espalda: traumatismos y contusiones, malformaciones en la columna vertebral, problemas musculares o enfermedades autoinmunes. Dependiendo del tipo y el origen podemos catalogarlo entre un dolor de espalda mecánico y un dolor de espalda inflamatorio.

Aunque un buen diagnóstico es fundamental, hay otros hábitos saludables que nos ayudarán a cuidar la salud de nuestra espalda y prevenir sus molestas consecuencias. En este post te contaremos qué tomar para prevenirlo y sobre todo, cómo aliviar el dolor de espalda.

Aliviar el dolor de espalda.

Alimentos contra el dolor de espalda

Los procesos inflamatorios de la espalda pueden estar relacionados con el consumo de determinados alimentos que lo facilitan. Además, cuidar la alimentación es fundamental para evitar el sobrepeso, el otro gran enemigo de una espalda sana.

Mantener una dieta basada en alimentos antiinflamatorios nos ayudará a conservar nuestro organismo en buen estado y a prevenir dolores de espalda. Es conveniente reducir la ingesta de alimentos procesados y elaborados con conservantes, bebidas azucaradas, café, alcohol y alimentos que estén fritos, muy condimentados o picantes.

En cambio, es importante aumentar el consumo de carnes magras de pavo o pollo; pescados azules como el arenque el atún, la sardina, o la caballa, y alimentos ricos en calcio como la leche o los yogures naturales no azucarados.

Verduras como la remolacha, el brócoli o las zanahorias, y frutas de alto poder antioxidante como los frutos rojos, la granada, las uvas o las cerezas nos ayudarán a cuidar la salud de nuestro cuello y espalda. Es aconsejable incrementar el consumo de aceite de oliva y semillas de lino y chía, y habituarnos a condimentar nuestras comidas con hierbas y especias naturales antiinflamatorias como la cúrcuma.

¿Sabías que una correcta hidratación puede ayudarte a prevenir el dolor de espalda? Esto se debe a que los discos vertebrales necesitan líquido para mantenerse elásticos y funcionar correctamente pues, de lo contrario, pueden reducir su tamaño ocasionando un excesivo roce entre las vértebras.

Para evitarlo, aumenta tu consumo diario de agua, infusiones, como el té verde o el té blanco, y zumos naturales. Vía Nature te ofrece una amplia gama de zumos naturales para que te cuides de una manera sencilla y saludable. Cada uno de ellos incorpora todos los beneficios de la fruta 100% natural, sin azúcares añadidos, conservantes ni colorantes para aportar a tu organismo todos los nutrientes necesarios de una manera deliciosa.

Alimentos para el dolor de espalda.

Hábitos posturales contra el dolor de espalda

Nuestra postura influye mucho en la salud de la espalda. Es importante no encorvar la columna y mantener una postura erguida, con las escápulas juntas y una posición pélvica neutra. Si debes permanecer sentado mucho tiempo, busca asientos que le brinden un buen apoyo a tu zona lumbar e intenta levantarte cada 50 minutos para no forzar los músculos.

Huir de la vida sedentaria y realizar ejercicios para fortalecer la espalda pueden ayudarnos a prevenir el dolor. La práctica regular de deportes como la natación o el pilates, y los estiramientos ayudarán a la fortaleza y flexibilidad de los músculos.

Presta atención al lugar donde duermes: elegir una base de cama firme, un colchón y una almohada que permitan que tu columna descanse de forma alineada y sin tensiones, te ayudarán a mantener una espalda sana.

El calzado también es importante para evitar el dolor. Utiliza zapatos blandos y cómodos que te permitan caminar con normalidad, y recuerda que las plantillas y cámaras de aire te ayudan a amortiguar impactos. Huye de los tacones que obligan al pie a permanecer en una postura antinatural: un tacón medio es mucho más beneficioso para tu espalda e igual de elegante.

Cuidar el bienestar de tu espalda por dentro y por fuera es la mejor manera de garantizar su elasticidad y salud durante muchos años. ¡Toma nota!